Urge acelerar contratos de demolición y plan de seguridad en zonas donde la Administración Distrital adelanta obras para el Metro y Transmilenio por la Avenida 68

  • Saqueos nocturnos, demoliciones ilegales, enfrentamientos con armas de fuego y hurtos, principales problemas de inseguridad en Puente Aranda.
  • A la fecha, El Tejar, Los Ángeles y Milenta, son los barrios más afectados por predios desalojados en corredor avenida 68.

Bogotá, Julio 7 de 2021. El Concejal Andrés Onzaga del Partido Alianza Verde hace un llamado a la Administración para que acelere los contratos de demolición de los predios que se han adquirido para adelantar las obras de Metro y Transmilenio por la Avenida 68, ya que a la fecha éstos, se han convertido en foco de saqueos, derribamiento ilegal y tentativa de hurtos a las residencias de los habitantes y comerciantes que aún residen en el sector de la Avenida 68.

Los barrios con mayor afectación en este momento son El Tejar, Los Ángeles y Milenta, que hacen parte del corredor en donde conectarán los dos proyectos, Metro y Transmilenio, por la avenida primero de mayo, y que están padeciendo a diario saqueos nocturnos, demoliciones ilegales, enfrentamientos con armas de fuego e y tentativa de hurto en los inmuebles que siguen habitados.

“Llevamos varias semanas acompañando a la comunidad en la solicitud a la Administración Distrital para que incorpore una estrategia de seguridad y de demolición de los predios que se van adquiriendo para adelantar el proceso de estas dos grandes obras para la ciudad como son el Metro y Transmilenio por la Avenida 68, el proyecto debe ir acompañado de un plan integral que no afecte a quienes aún siguen viviendo en la zona y en los barrios contiguos”, manifestó el Concejal quien en sus redes ha publicado los distintos videos que la comunidad ha rotado en donde se evidencia la denuncia elevada en las que varios delincuentes azotan la seguridad del barrio, sin que a la fecha las entidades encargadas ni la Policía den a la comunidad el apoyo necesario para superar la crisis que están viviendo.

El concejal manifiesta que ha adelantado reuniones y solicitudes al IDU, a la Empresa Metro, Transmilenio y al consorcio, quienes deben acelerar el plan de adquisición y demolición predial, e implementar una estrategia que garantice seguridad a todos los sectores, residencial y comercial que se encuentran en el corredor de la Avenida 68 y que harán parte de las obras que se van a adelantar en materia de movilidad.

“No puede avanzar la ciudad en materia de movilidad afectando la estabilidad, integridad y entornos seguros de los ciudadanos que se ven afectados por grupos de delincuentes que aprovechan los vacíos en los cronogramas de las obras que adelanta la ciudad para amedrentar e impartir la ley del caos y zozobra en Bogotá.”, puntualizó Onzaga.